Causas y soluciones de la resequedad vaginal

La Resequedad Vaginal

La lubricación vaginal durante una relación sexual se produce como respuesta a la excitación sexual, y ésta facilita la penetración del miembro masculino, haciendo así más placentera la relación sexual. La lubricación vaginal se explica por un proceso de vasoconstricción que se da en las paredes vaginales, que provoca el paso del fluido a través del revestimiento de la vagina en un proceso llamado trasudación. La secreción vaginal se presenta primero en forma de gotitas aisladas que fluyen en sucesión y que acaban por humedecer toda la superficie interna de la vagina.

Sequedad Vaginal

En algunas mujeres la lubricación comienza a los pocos segundos de ser estimuladas y a veces hasta con un simple susurro al oído basta; sin embargo, en otras ocasiones la mujer requiere de una fase previa de jugueteo sexual que incluso podría necesitar la estimulación de la vagina con los dedos.

Erróneamente algunos hombres tienen la creencia que si las mujeres no muestran esta humedad externamente, significa que no están excitadas, pero lo cierto es que en algunos casos puede tratarse de resequedad o que la exudación sólo se ha quedado en las paredes internas de la vagina.

¿Cualés són las causas de la resequedad vaginal?

Las causas externas de la resequedad vaginal son: el uso de algunos jabones, tampones, infecciones, diafragmas, algunos anticonceptivos hormonales, algunos antihistamínicos, antidepresivos y descongestionantes. Durante las relaciones sexuales se puede presentar como resultado de una excitación y estimulación insuficientes.

Otros factores que pueden afectar son: el estrés, ejercicio extenuante, embarazo y/o lactancia. Algunas condiciones médicas que también pueden afectar son la diabetes y mujeres con cáncer sometidas a quimioterapia y/o radiación. Sin embargo, la resequedad vaginal es más común entre mujeres menopáusicas debido a niveles bajos de estrógeno, la hormona femenina que afecta la lubricación vaginal. Conforme disminuyen los niveles de estrógeno, el tejido vaginal se vuelve más delgado, seco y menos elástico lo cual puede dificultar, causar molestias y/o dolor durante el acto sexual.

Algunas causas de la resequedad vaginal y sus soluciones

  • Anticonceptivos con altas concentraciones hormonales

Los cambios hormonales interfieren con la libido y disminuyen tu apetito sexual

Solución: Pídele al médico que te recete píldoras con bajos niveles hormonales. Usa lubricantes vaginales.

  • Tomando antidepresivos

Estos medicamentos suelen generar disminución de tu deseo sexual y, por ende, falta de lubricación.

Solución: Usa lubricantes o pídele a tu médico que te prescriba otro medicamento que afecte menos tu apetito sexual.

  • Condones durante el sexo.

La fricción y la irritación que los condones provocan pueden disminuir la lubricación.

Solución: Usar condones previamente lubricados.

  • Acabas de dar a luz

Toma tiempo para que tus niveles hormonales se normalicen

Solución: Utiliza lubricantes.

  • Estás lactando a tu bebé

Es normal que en esta etapa tus niveles de estrógenos bajen.

Solución: Usa lubricantes comerciales. Evita las terapias de reemplazo de estrógenos porque disminuyen la producción de leche.

Puede consultar más artículos relacionados en nuestra categoría especializada en sexologia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *