Lumbago, lumbociática y hernia discal

La hernia discal lumbar y sus síndromes asociados son una patología frecuente que afecta por igual a ambos sexos y se extiende entre gran parte de la población.
Constituyen la causa más frecuente de incapacidad laboral en personas por debajo de los 45 años.

Hernia Discal

By BruceBlaus. Blausen.com staff.

La hernia discal lumbar, o la patología degenerativa discal asociada, son la causa más frecuente de dolor lumbar (lumbago o lumbalgia) y ciático (lumbociatalgia).

El lumbago es el dolor situado en la región lumbar. La lumbociática el dolor iniciado en la región lumbar e irradiado a lo largo del nervio ciático. La parte más baja de la espalda o región lumbosacra soporta el peso del cuerpo y el peso de los objetos que llevamos.

¿Qué puede causar la hernia discal?

Un disco se puede herniar (hernia discal) tras un esfuerzo, más o menos intenso, como puede suceder al agacharnos a levantar un peso. El dolor puede iniciarse de inmediato o hacerse progresivamente más intenso.

Otra causa de dolor lumbar, y ocasionalmente ciático, es la producida por la espondiloartrosis. Es una degeneración de las vértebras que afecta habitualmente a personas de edad madura.

El “desgaste” conduce a una pérdida de altura del disco. Así se crean nuevas formaciones óseas que reciben el nombre de osteofitos y que también pueden comprimir los nervios.

El dolor suele ser intermitente y algunas personas se encuentran peor después del ejercicio y sienten cierta rigidez en la columna al intentar doblarse o estirarse.

La tercera causa de lumbago o lumbociática es la estenosis o estrechez del canal vertebral. Esta puede ser congénita o adquirida. Las raíces nerviosas se ven comprimidas en su paso por el canal lumbar pero principalmente en su salida de la columna

La mejor manera de solucionarlo

El dolor se produce al caminar y obliga a detenerse. Las piernas notan mejoría después de haber descansado unos minutos.

En esta patología es necesario un diagnóstico correcto asociado posteriormente a una indicación quirúrgica adecuada.

El tratamiento quirúrgico de elección en nuestra experiencia es la microcirugía.

Para llevar a cabo esta técnica se precisa de un microscopio operatorio, micro instrumentos y un dominio de la técnica por parte del neurocirujano. La incisión quirúrgica es mínima. El traumatismo sobre los tejidos blandos, hueso y articulaciones queda también minimizado.

Debido a la magnificación e iluminación existe menos riesgo de daño a estructuras nerviosas. La cicatriz muscular es menor, y por lo tanto, también menor es el dolor, y la recuperación es mucho más rápida.

El tiempo de ingreso hospitalario también se ve reducido, de manera que con la microcirugía el paciente puede ser dado de alta y en su domicilio en 24-48 horas.

La reincorporación al trabajo también es más rápida dado que el dolor y la limitación funcional postoperatorias son mínimas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *